ofertas de futbol playa

Material de fútbol playa

Juega a tu deporte favortio, diviertete con tus amigos, haz ejercicio, ponte moreno y disfruta de la playa. Estas son solo las 5 primeras ideas que nos han venido a la cabeza al pensar en jugar a fútbol en la playa. Sin duda, hay muchas más.

Aquí vas a encontrar todo lo que necesitas para jugar partidos de fútbol únicos en la playa:

Comprar balones de fútbol playa

Lo único que necesitas para poder hacer un partido de fútbol en la playa es una pelota. Las porterías, si no hay más remedio puedes simularlas con dos chanclas como si fuesen los palos, pero, la pelota es insustituible.

Estás son los balones de fútbol más baratos gracias a ofertas increíbles:

Según cómo quieras jugar o con quien vas a jugar tienes que elegir una pelota de fútbol playa diferente. Nosotros te recomendamos los balones reglamentarios para jugar con tus amigos si ya eres mayor y no hay riesgo de golpear a nadie (hacen daño), o si quieres jugar con niños pequeños solo por diversión, los balones de plástico son muy prácticos y más baratos. Elige el que más te guste:

Balones oficiales profesionales

En nuestra tienda tenemos a la venta el balón de fútbol playa con las características y medidas oficiales, es decir, 68 y 70 cm de diámetro, y una presión entre las 0,4 y 0,6 atmósferas. Estos balones son perfectos para un partido más serio con unas buenas porterías. Pero, te recomendamos tener cuidado si hay gente cerca y lanzáis fuerte, porque podeis hacer daño a alguien.

Puedes comprar un balón de fútbol playa profesional de las mejores marcas, como Adidas o Nike al mejor precio. No te lo pienses, porque además lo tendrás en tu casa listo para empezar a jugar a fútbol en 24 horas

Pelotas de plástico para fútbol playa

La otra gran opción son las de plástico, mucho más ligeras y baratas, además no duelen. Con ellas podrás jugar con tus amigos sin miedo a hacerte daño en el pie.

Para jugar con estos balones no necesitas unas porterías tan resistentes, con que tenga una red para que no e os vaya muy lejos la pelota es suficiente.

Porterías de fútbol playa

Muchas veces en la playa hay porterías de fútbol playa, pero o están lejos de donde sueles poner tu sombrilla, o están ocupadas.

Para solucionar lo primero, lo único que puedes hacer es caminar un rato… Pero si cuando llegas están ocupadas, pueden pasar dos cosas:

  1. Que puedas jugar con ellos si son pocos, de momento todo va bien.
  2. Si tú vas con muchos amigos y ellos ya son suficientes para tener 2 equipos, no podéis jugar todos. Y aquí aparecen los problemas, ¿vas a quedarte sin jugar a fútbol?

Por eso, la mejor compañera para tu pelota de fútbol playa es una portería para la playa.

En Playalover hemos elegido para ti porterías de todo tipo, de plástico o hinchables, por si quieres jugar en el mar (aunque en ese caso, más que fútbol será waterpolo o  balonmano de playa). También tienes disponibles todos los tamaños, porque no es igual una portería de fútbol playa para niños pequeños, que la que quieres si tienes 20 años.

Si quieres jugar a fútbol playa de verdad, te recomendamos una portería de plástico robusta y resistente, para que no salga volando cuando marques un gol.

Ten en cuenta que muchas veces la portería incluye el pack completo de fútbol playa, es decir, junto a la portería de playa va un balón e incluso una bomba para hincharlo.

Juegos de fútbol playa

El fútbol es uno de los deportes más conocidos del mundo y es muy popular jugarlo también en la playa. Puedes elegir entre muchos juegos de fútbol diferentes, es decir, no hace falta hacer siempre partido, puedes jugar al rondo o simplemente a pasarse la pelota.

Una muy buena opción si no tenéis porterías es hacer partido de pases. Las reglas de este juego de fútbol playa son sencillas:

El objetivo es llegar a 10 pases sin que el equipo rival toque el balón. Y a partir de ahí, podéis añadir todas las variantes que queráis:

  • El rival puede tocar la pelota, para recuperarla tiene que controlarla
  • Poner límites al terreno de juego, cuanto más pequeño sea el campo, más difícil es conseguir dar 10 pases.
  • El balón tiene que ir raso (útil cuando hay gente cerca)
  • Y muchas otras opciones, el límite lo pone tu imaginación.

Este juego está muy bien porque además de ser divertido, no molestarás a la gente que haya en la playa ( a nadie le gusta estar en su silla de playa tomando el sol y que te caiga un balón encima), porque todo son pases controlados, no hay balonazos.

Además, no la hemos mencionado, pero no olvides una gran ventaja de jugar a fútbol en la playa: Los descansos.

Imagínate, llevas más de una hora jugando a fútbol sin parar, estás cansado de correr y de marcar goles… Cuando decidís parar para descansar, nada mejor que unos minutos de reposo jugando con las olas para refrescarte.